¿ES DE MAL GUSTO HABLAR SOBRE LOS BIENES AL CASARSE?

A lo largo del tiempo que llevamos asesorando a varias parejas sobre la elección del régimen y la elaboración de sus capitulaciones matrimoniales me he percatado, que existe un número de personas que consideran que hablar sobre los bienes en el momento de los preparativos de la boda es de mal gusto, y por ello prefieren solo tomar el régimen de separación de bienes porque es el que “no genera tantos problemas” y es el que les ha recomendado la amiga, el amigo, el familiar, etcétera.

Hay que recordar que cuando la gente se casa no solo se unen dos personas en cuanto a su ser, sino que también se da la unión de dos patrimonios, sin importar el régimen que escojan. Es decir, aún cuando se casen en sociedad conyugal o separación de bienes siempre implicará que sus patrimonios se unirán para un proyecto de vida.

Por ello considero que si se unen sus patrimonios para un fin común es necesario que hablen sobre cuál es su proyecto de vida. Hasta aquí ¿ves algo de mal gusto?

Si se ha tomado la gran decisión de compartir la vida juntos y por tanto se unirán nuestros patrimonios, ¿no sería importante que también se hablara sobre qué se quiere a futuro?

Uno de los mayores problemas que tenemos como sociedad es el evadir los temas que nos preocupan, esto es, preferimos tomar el atajo para no tener una discusión con ella o él. Imagínate el compartir una vida y empezar teniendo precauciones o miedos de hablar sobre cosas que te preocupan.

Cuando hablamos de régimen patrimonial siempre tenemos que pensar qué es lo que quiero y también que es lo que tú quieres. No es necesario que nuestros planes patrimoniales sean iguales, por eso existe la posibilidad de separar los bienes y hacer un régimen parcial o mixto; por el contrario, si son tan compatibles entonces optemos por la sociedad conyugal y ciertos bienes saquémoslos para que sean solo de uno de nosotros. ¿Cuál es el mejor régimen? El que su proyecto de vida necesita, no el de la amiga o el amigo, éste es personal e íntimo.

Por eso es importante que al momento de casarse hablen sobre qué es lo que tienen proyectado y teniendo trazado el plan, tengan el acompañamiento necesario para construir la mejor obra que será su familia.

¿Sigues viendo algo de mal gusto?

Anuncios